16:46

¿qué es esto?

Publicado por Alejandra Escalas |


En forma personalizada:

YO NO QUERIA UNA PÁGINA:
YO: pron. person. Forma de nominativo de 1 ª persona singular en masculino y femenino. Palabra de 2 letras. Lo primero. Designa la realidad personal de quien habla o escribe. El sujeto humano en cuanto persona. El yo. Mi yo.
En psicología, yo o ego (del latín), se define como la unidad dinámica que constituye el individuo consciente de su propia identidad y de su relación con el medio; es, pues, el punto de referencia de todos los fenómenos físicos. El término yo desde una aproximación académica se relacionaría con términos como conciencia y cognición.
Para el lingüista Émile Benveniste el yo puede ser entendido también a nivel del discurso. El yo es el pronombre básico que indica persona (yo/tú) y solo puede ser definido y existente en una instancia discursiva y en relación con un otro.Según Benveniste, "Yo puede identificarse solamente por el ejemplo de discurso que lo contiene" y, simétricamente se definiría Tú como "el individuo al que se habla en el ejemplo actual del discurso que contiene la mustra lingüística tu".
Según Sigmund Freud, desde el psicoanálisis el Yo es la instancia psíquica que une el Ello con el mundo exterior y hace de puente entre el Ello y el Superyo. Resulta de la diferenciación que el contacto con la realidad exterior impone al Ello (estructura psíquica primitiva). De hecho es un sistema de adaptación a la realidad.
Según Carl Gustav Jung, desde la Psicología analítica el Yo es el punto focal de la conciencia. Es el portador de nuestra conciencia consciente de existir, así como el sentimiento permanente de identidad personal. Es el organizador consciente de nuestros pensamientos e intuiciones, de nuestros sentimientos y sensaciones. Es el portador de la personalidad. El Yo surge del sí-mismo y desempeña papeles de crucial importancia. Percibe significados y evalúa valores, actividades que favorecen la supervivencia y hacen que la vida valga la pena vivirse y encontrarle sentido.
En las filosofías místicas orientales, particularmente en el budismo se considera al yo como una ilusión. El yo se presenta como un velo de la mente que induce al sujeto a identificarse con su experiencia provocándole sufrimiento. El Budismo también contrasta fuertemente con otras religiones porque no afirma la existencia del alma, ni de un "sí mismo" o "yo" duradero en el ser.
Dentro de la ciencia existen corrientes fundamentadas en posturas filosóficas como el materialismo eliminativo que no toman al yo como un objeto de estudio científico valido, por no contar con correlatos físicos o neurobiológicos exactos que sustenten la existencia de dicha instancia. Otras posturas como el emergentismo considera el yo como un objeto de estudio valido el cual es un producto emergente de las funciones del organismo biológico en interacción con su medio.
NO
Adverbio de Negación. No es el adverbio o morfema de negación en español.
Palabra compuesta por 2 letras. Contrario a Sí
La negación es un mecanismo de defensa que consiste en enfrentarse a los conflictos negando su existencia o su relación o relevancia con el sujeto.
Se rechazan aquellos aspectos de la realidad que se consideran desagradables. El individuo se enfrenta a conflictos emocionales y amenazas de origen interno o externo negándose a reconocer algunos aspectos dolorosos de la realidad externa o de las experiencias subjetivas que son manifiestos para los demás. El término negación psicótica se emplea cuando hay una total afectación de la capacidad para captar la realidad.
QUERIA:
Infinitivo Querer
Pretérito imperfecto “yo quería”
Etimología: Del latín quaerere, "buscar", "requerir" o "pedir".
Desear o apetecer.
Amar, tener cariño, voluntad o inclinación a alguien o algo.
Tener voluntad o determinación de ejecutar algo.
¿Qué más quieres?
Para dar a entender que lo que alguien ha logrado es todo lo que podía desear, según su proporción y sus méritos.
Querer también es: cariño, amor (un sentimiento)
Algunas películas que utilizan la palabra QUERER “Vuelve a querer”, “las cosas del querer” “alguien a quien querer” “te voy a enseñar a querer”
UNA:
Formas de singular en masculino y femenino. Puede usarse con énfasis para indicar que la persona o cosa a que se antepone se considera en todas sus cualidades más características.
(no le demos muchas vueltas)

PÁGINA:
Cada una de las dos haces o planas de la hoja de un libro o cuaderno.
Documento situado en una red informática, al que se accede mediante enlaces de hipertexto.
YO NO QUERIA UNA PÁGINA: desde la “numerología”
5 palabras – se usan las 5 vocales – 8 consonantes - 19 Letras – Por más que se hable de lo plural no se usa ninguna “S” final.
19 Letras = 1 + 9 = 10 por consiguiente: 1 + 0= 1
Y el 1 es….
Signo de la creatividad, independencia, originalidad, sentido del yo y autosuficiencia. Naturaleza individualista y agresiva. Iniciadores de acciones, espíritu pionero, coraje, extraordinaria voluntad y determinación.
Es símbolo del liderazgo, aquellos con capacidades y habilidades para el mando. Ambiciosos y dispuestos a asumir riesgos para llegar a la cima. Llamados a destacar en el trabajo y los negocios.
A veces son excesivamente firmes o agresivos, dominadores, impulsivos, egocéntricos, presuntuosos y obstinados.
En el Tarot la carta Nº1 es el mago:  Alquimista, El Prestidigitador Originalidad. Iniciativa, centro de acción, inteligencia espontánea. Posesión de sí mismo, autonomía, emancipación de todo prejuicio. Elocuencia, destreza, habilidad, finura, diplomacia. Abogado, orador, diplomático o político.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Subscribe