16:56

YO NO QUERIA UNA PÁGINA

Publicado por Alejandra Escalas |


Nace desde la indefinición, desde la histeria, conformismo, contradicción, feminismo, pasado, imposición, adaptación… pero fundamentalmente desde la NEGACIÓN AL QUERER REALIZAR ALGO QUE SE HACE Y TOMA FORMA. Desde las voces, desde los personajes reales, de los relatos contados. Desde el ser testigo. Desde ellos y desde mi. Desde aca y no sabemos cuando tendrá un final


YO NO QUERIA UNA PAGINA:

Se puede “clasificar” de las siguientes maneras:

1- MULTICUENTA: que quiero varias páginas y una no me condesciende

2- CONFORMISMO: satisfecho Vs. Insatisfecho

3- NEGACIÓN: hacia las páginas de Internet

4- HISTERIA: NO = SI

5- CONTRADICCIÓN: Digo NO pero hago SI

6- FEMINISMO: te digo NO pero interpelo/ interpreto a un SI

7- PASADO: NO “quería” pero ahora SI

8- IMPOSICIÓN: obligación de contar

9- ADAPTACIÓN: a lo digital

Hay casos en que la negación puede expresarse o reforzarse con otras palabras de sentido NEGATIVO, ya sean adverbios de negación: nunca, jamás, tampoco o los pronombres indefinidos nadie, ninguno, nada, e incluso con expresiones que se han ido adquiriendo con el uso, por ejemplo: en mi vida, en toda la vida, en todo el día, en el mundo, ect.


Si estas palabras o expresiones de significación negativa preceden al verbo no hace falta el adverbio NO.

“En mi vida había pensado tener una página”

En cambio, si la palabra o expresión negativa va después del verbo, hará falta emplear el adverbio NO

“NO quería una página”

Entonces, YO NO QUERIA UNA PÁGINA es la negación propia a tener a tener una "página propia".


La idea es, en este lugar, hacer surgir las voces de PERSONAJES REALES para contar HISTORIAS COTIDIANAS.


Algunos personajes se verán en secciones fijas (secciones impuestas que ocupan espacios asignados frecuentemente). Otros, en cambio, de manera casual (y no por eso son menos importantes).


Así en “YO NO QUERIA UNA PÁGINA” se encuentran personalidades, rutinas, situaciones, condiciones sociales y económicas diferentes. Personas reales que me cuentan situaciones verídicas. Y es ahí donde nos encontramos Y ellos, y vos, quizás, alguna vez entraron al mismo kiosco, bar o pisaron las mismas baldosas de la misma vereda (sentido poético).


Desde este punto de vista y desde otros más (seguramente) arranca “yo no quería una página” para acompañarte con realidades de situaciones verídicas de nuestra sociedad.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Subscribe